Todas las entradas de: Daniel Cauas

Mi cumpleaños 2023

Mi cumpleaños siempre ha sido un día especial, pero no porque sea un día de celebración (siempre rehúyo a eso) ni porque crea debiera ser un día distinto. Es especial porque me enfrenta a un momento ineludible del tránsito por la vida: la evidencia de que ha pasado un año más y todo lo que ello implica. Eso me ha traído siempre tristeza, no por cumplir años, ni ser más gordo, pelado o canoso (que igual hace patente ese paso del tiempo). No, la verdadera tristeza es una vida no vivida, que esas canas no cuenten historias, que esa gordura no se haya movido por mil mundos…

De los bagajes por la incesante lectura de todo lo que cae en mis manos, alguna vez leí que la mejor edad es cuando dejamos de contar años y empezamos a disfrutar el aprendizaje acumulado en esos mismos años. Pero para llegar a eso se requiere algo de valentía, atrevimiento y aprender a desprenderse a su vez de los muchos miedos que durante largo tiempo nos hemos puesto como coraza. Algo así como sentirse bien con lo que uno es, con las elecciones que se han tomado y que hacen el ser quien soy, con lo que tengo y con lo mucho que queda por alcanzar.

Joder que lejos me encuentro de eso…

He sido hijo y me siento en deuda por eso,
he sido padre y me siento dichoso por eso,
he sido hermano y me siento secuaz por eso,
he sido amante y me siento… bueno es maravilloso,
he sido alumno y me siento agradecido por eso,
he sido profesor y me siento orgulloso por eso,
he sido autodidacta y me siento estimulado por eso,
he tomado decisiones que afectan a otros y me siento contrariado con eso,
y todo lo que he sido y más es lo que soy….

La Palabra de hoy

Fastidio

Mi cumpleaños del 2022

Mientras miro por la ventana a la luz del sol que se asoma a través de los árboles y sospecho que me encuentro en un estado de reflexión. Hace algunos años proclamé que ya no contaría los cumpleaños, porque simplemente eran un día más. Pero sea contando los años o no, la verdad es que hay algo diferente en los cumpleaños. Aunque la mayoría de los días me tomo tiempo para reflexionar, en mi cumpleaños, parece ser algo más profundo, un poco más intenso y, por lo general, dura más, resurgiendo a lo largo del día. Y en esta ocasión (son 51 años) me siento obligado a escribir algo de esas reflexiones.

Mientras enciendo mi portátil y reviso mi iPhone (soy de los que tiene la suerte de tener un aparato de Apple), estoy agradecido por los mensajes de texto, correos electrónicos y publicaciones en las redes sociales con los mejores deseos de tantos queridos familiares, amigos y colegas. Me siento afortunado y honrado de tener tantas personas especiales, cercanas y tan estimadas.

También toca hojear los saludos automatizados por correo electrónico de las empresas que han obtenido mi dirección con o sin mi aliento, y comienza el ritual diario de eliminarlos. Pero hay uno que me llama la atención. Tal vez porque la foto es de un hermoso amanecer tomada desde la cabina de un avión (recordándome alguna foto que tomé en algún viaje). O tal vez porque viene de una aerolínea internacional y anhelo los días de poder viajar nuevamente, ¡y hacerlo de manera segura no solo pensando en mí, sino también en los demás! Por alguna razón, se activa el botón «leer» en mi cabeza y procedo a leer el saludo:

“Te deseamos un muy feliz cumpleaños. Días como este siempre nos invitan a detenernos y reflexionar. Mirando hacia atrás, si hay algo que hemos aprendido a lo largo de los años es que los buenos momentos nunca deben darse por sentados, sino disfrutarlos al máximo. Nuestro fotógrafo ha capturado un momento así desde la cabina. Los primeros rayos de sol del día que aparecen en el horizonte son siempre impresionantes. Esta imagen también nos dice que siempre debemos mirar hacia el futuro.»

Emirates

Vaya … ¿una reflexión profunda creada a partir de un correo electrónico de marketing no solicitado? (Estoy seguro de que su equipo de marketing estaría encantado de saberlo). Me encuentro con un momento de reflexión …

Detente y reflexiona. Después de un año lleno de tanta incertidumbre, tantos desafíos para tantos, tantos cambios, es difícil no querer seguir adelante. No podía esperar para dejar atrás 2021, pero hasta ahora apenas puedo notar la diferencia en 2022 sin verificar la fecha en el calendario. Tantas cosas inconclusas, tantas cosas para las que buscamos un cierre. Y la realidad es que, tanto de lo que queda atrás como de lo que está por delante, no tenemos respuestas definitivas. ¿Cómo avanzamos y navegamos por lo desconocido?

Las oportunidades para aprender están a nuestro alrededor. Tanto si hemos logrado el éxito como si hemos fracasado, hemos sentido una gran alegría o tristeza, hemos resuelto lo que antes era irresoluble o seguimos buscando la respuesta, una cosa es cierta: hemos tenido la oportunidad de aprender todos los días. Podría decirse que 2021 creó oportunidades de aprendizaje en nuestra vida y me pregunto: ¿Nos hemos tomado el tiempo para reflexionar, generar conocimientos y aprendizajes, aplicarlos y compartir nuestros hallazgos con los demás? ¿O simplemente los hemos mantenido para nosotros mismos? ¿O más trágicamente, no reconocimos esta poderosa oportunidad?

Me voy dando cuenta que a pesar de mi profundo deseo de dejar atrás el 2021, tomo conciencia de que el aprendizaje es un viaje continuo. En mi quehacer profesional, he compartido durante años mi pasión por el aprendizaje como un viaje, uno que debemos diseñar, facilitar y apoyar a lo largo del tiempo. Entonces, en este cumpleaños, mientras espero ver qué trae el nuevo día (¡incluido, con suerte, un poco de pastel!), Se me recuerda vivir cada día al máximo y asegurarme de tener tiempo para hacer, reflexionar, aprender y compartir.

Muchas Gracias a todos y todas por las bendiciones, los recuerdos, los deseos…..

Verano del año dos mil veinte y dos

Mi memoria

¿Cómo se puede tener nostalgia si no se tiene memoria?

La tv en mi pieza

Hubo un tiempo en que por la noche me quedaba dormido viendo la televisión. Hoy ya ni siquiera la enciendo.

me habría bastado

me hubiera bastado
(y ya estaba feliz)
si sólo me dejabas ahí.

pero me invistaste a subir
y a tomar un café
y luego a almorzar
(tu abuela, tu prima, tu hermana, tu hermano)

luego conversamos
me pediste mi teléfono
(me llamas mañana)
y así queriendo
he vuelto a enredarme en tus ojos
y más... te he vuelto a soñar

dic.95

El correo nunca

ha tenido hora….

Noche…

Es de noche otra vez y busco entre mis recuerdos el preciso para ayudarme a dormir…

Wikipedia 20 años

Hills on my surroundings