Archivo de la categoría: 2012.12 Los Angeles

Legoland

Si!!! LEGOLAND, o sea la tierra de los legos… eso es mas de lo que puede un niño como yo puede pedir…. metros y metros cuadrados de legos y lo mejor: miniland una combinación de grandes ciudades en miniatura con el fantástico mundo de Star Wars.

Miniland en Legoland

StarWars World en Legoland

Fue fantástico, imposible pedir más…

Mi Cumpleaños…

Luego de Legoland, mi cumpleaños y que mejor que pasarlo con mis niños y mis sobrinos armando legos, hubo Wolkswagen Kombi, R2-D2, Lego City y Ninja Go. Nos tomó todo el día terminarlos 🙂
Al final del día, un regalo inesperado: la máquina de coser. Si!!!!!!! una máquina de coser de IKEA

Grand Canyon Helicopter

Este fue el final de nuestro recorrido por Gran Cañón en Helicóptero….

 

El Gran Cañón

Esta es un fabulosa vista panorámica al atardecer en el Gran Cañón.

Grand Canyon Panoramic View
Grand Canyon Panoramic View

Animales asombrosos

Estando en peligro de extinción, este es uno de los pocos lugares donde se pueden ver.

Disneyland (Disneyline)

Estar en Los Angeles y no ir a Disney es estar loco (aunque claramente eso no importó las 3 veces anteriores). Toda una aventura de cómo aportar a este país dinero contante y sonante en cantidades alarmantes. Más ahora que Disney y LucasFilm se han unido en la cruzada de StarWars y se puede encontrar con cosas tan, este tan sin embargo, como ver a Minnie Mouse vestida como la reina Amidala o a Pluto como R2D2 o a Tribilín como Darth Vader. En fin la magía de Disney, “Magic, movies and more…”.

De las 12 horas que estuvimos en el parque (uno de los tres que hay), al menos 4 fueron de colas para entrar a entretenciones que duraban 10 minutos (como mucho). De ahí que en realidad sea Disneyline (“line” es la manera americana de decir “cola”).

Pero de que los gringos hacen bien las cosa, eso no cabe duda.

Gran Cañón

Llegamos a Tusayan, cerca de Williams en Arizona, luego de un viaje de casi 7 horas por algo que se asemeja mucho aún desierto, pero tan transitado que en realidad de desierto no tenía mucho. Llegamos al anochecer, tan lejos está de Irvine que incluso está en otra zona horaria, que nos regala una hora más de luz. Del hambre terminamos comiendo a las 22 horas en un Restaurant mexicano.

Tusayan es un pueblo que bien podría ser Forks o Dante’s Peak. Una calle principal, una gasolinera, policía y lo demás.

A la mañana siguiente (en realidad a la tarde) partimos al Grand Canyon. Un día como las miles de películas que hemos visto, un pueblo que se mueve lento al ritmo de un frío paralizador, pero conscientes de su importancia en la historia actual de los Estados Unidos.

 

Navidad en L.A.

Llegó Navidad a casa, “Santa Claus is Coming to Town”, sin la nieve que caracteriza a las navidades del hemisferio norte, California aún guarda algo de calor para este invierno. Ha habido lluvias y algo de frío, pero no ha sido terrible. El día termina a las 5 de la tarde, hora en que todo se oscurece para dar paso al negro de la noche entre nubes y estrellas.

Este año pude cambiar mi tradicional ida al mall el día mismos de navidad en Santiago por los supermaercados y el Best Buy de Costa Mesa. Me animo a decir que lo que me encontré fue gente mucho más tranquila y menos aporreada por las celebraciones y con un ánimo más dispuesto a la celebración íntima. Casi sin la urgencia o compulsión de los regalos y ciertamente más amable. Nunca sabré si es por que estoy de vacaciones, en otro país o porque la gente de aquí es así.

Feliz Navidad a todos.

Los Angeles, USA. Invierno del año dos mil doce.

San Diego

Llegamos sanos y salvos a Los Ángeles. Pese a las insistentes amenazas de fin del mundo, hubo aeropuerto, policía de inmigración, y finalmente hermana, cuñado y sobrinos.
La primera salida, al día siguiente de llegar, el zoológico de San Diego. A ciertas horas de Irvine (donde estamos parados) llegar no fue difícil, lo complejo fue permanecer parado sin flaquear.